viernes, 11 de julio de 2014

Comala. Plaza de la Lealtad, 3. Madrid.

Amo, adoro e idolatro a Abraham García y por supuesto que cuando me enteré que había abierto una taquería corriendo fui a probar lo que había creado. No iba con expectativas de que fuera a ser un Viridiana o the next best thing con respecto a la gastronomía mexicano-española de la capital, pero esperaba algo rico, bueno y sabrosón. Y no.

El local se encuentra muy cerca del castillo de la fusión que es Viridiana, justo al lado de La Bolsa y el Hotel Ritz. El ambiente que se respira es bastante pijo y formal, un poco estirado porque al fin y al cabo el rollo que se lleva cuando te sientas a comer es de picoteo informal.

La comida me dejó super triste porque amo al señor Abraham y me dio mucha pena ver que la comida no estaba a la altura de un restaurante cualquiera, menos de uno que dice que lleva el respaldo y experiencia del chef.

Empezamos con un Ceviche de Gambón (pasado por la plancha) que nos lo trajeron un minuto después de habernos tomado nota. Hmmmmm. El plato estaba helado (seguramente por eso salió tan rápido... del frigo) y tuvimos que pedir sal e hincharlo a las salsas que nos sirvieron de acompañamiento porque estaba soso.

El gambón era pequeño, el aguacate era en realidad una masa que se comía todo el plato confundiéndose y fundiéndose con el boniato llegando a formar algo similar a un puré en la boca.


Hasta aquí el servicio sonriente y atento.

Luego nos pasamos a la Tortilla de Trigo con Ropavieja. El plato (8€) trae dos tortillas grandes y fue el único plato que salvaría de todos los que probé. La Ropavieja jugosísima.





Después nos trajeron la Sartén de huevos con Tomatillo y Chanquetes. Un plato muy aburrido, sin sabor, sin punch sin pasión. Sin sal, sin gusto, sin nada. Unos huevos, chanquetes fritos y una salsa de tomatillo. Nada más.


Y para terminar nos trajeron un Chile Relleno (super mega seco). Pedí que nos cambiáran los platos y nunca llegaron, así que tuve que comérmelo todo en el mismo plato en que me lo sirvieron. Pedí una cerveza y me la llevaron cuando me quedaban dos bocados para terminar el plato.


Acaba de abrir y el problema no creo que sea la falta de rodaje porque el servicio puede mejorar pero los platos no tienen potencial para ser mejorados. No sé por qué me da la impresión de que Abraham diseñó la carta y ha puesto su imagen pero que más allá de eso no tiene mucha "mano" dentro de este negocio. Espero mejore y que al final sea todo un éxito, porque a Abraham no le deseo nada más que cosas buenas.

Pagamos 53 euros por dos personas con 3 cervezas (solo tienen cervezas Modelo, Urquell y cocktails. Nada de Micheladas).

viernes, 4 de julio de 2014

¿Dónde tomarse un buen cocktail?

Santa María, la Coctelería de Al Lado (de la Tasquita de Enfrente) es un sitio que se presta para tomarse unos buenos coctelazos. Yo siempre me siento en la barra porque los bartenders son una cajita de secretos y conocimientos del mundo de la coctelería en la que no puedo evitar hurgar.

Ponte en sus manosy déjate llevar....

Calle de la Ballesta, 6



jueves, 3 de julio de 2014

Bolero Meatballs. Calle de las Conchas, 4


Albóndigas de pollo, ternera, veganas y de cerdo con salsas como la hecha a base de verduras y tomate de "La Abuela",  la "Oriental" con cacahuetes y leche de coco, y la de champiñones que suele servirse acompañada de rodajas de queso parmesano. Todo esto en medio de un bocadillo o servido por sí solo para cenar, comer o merendar en el nuevo y recién estrenado Bolero Meatballs. Situado a un paso de la Pza. de Callao entre el turisteo y baretos de toda la vida sus dueñas, May y Nina se han aventurado a poner en las albóndigas todos sus sueños y aptitudes.

May y Nina son las chicas más majas y adorables en la faz de la tierra, por lo que ir a comerse un bocadillo a Bolero se convierte en una visita que no sólo llena el estómago sino que también llena una amistad con las chicas detrás de la barra.

Para acompañar los bocadillos puedes pedirte unas patatas horneadas o un arroz pilaf. De postre una galleta casera con cacahuete y helado, Brownie o Banana Bread. Todo hecho por ellas desde cero.




pd: no hagáis caso de las fotos con patatas fritas... ya no las sirven (ahora las hacen totalmente caseras y al horno)

 



miércoles, 2 de julio de 2014

La Vermutería (pop up)


El vermut es la bebida predilecta para la hora del aperitivo y yo cada vez me hago más fan de ella. Por ello, me he embarcado en el proyecto de La Vermutería (pop up) junto con Plateselector.comhttp://www.plateselector.com/ para acercar a otros vermuteros empedernidos como yo a su bebida favorita. La cosa va así: cada fiesta cuenta con una marca de vermut como protagonista y se hace en un bar diferente, con djs diferentes en cada ocasión y con una tapa elaborada específicamente para cada cita. El evento es algo familiar, por lo que los niños son más que bienvenidos (tenemos libros para colorear para que se entretengan).

El próximo evento será con Casa Mariol el domingo 6 de julio en la librería Tipos Infames con los encurtidos más deliciosos de la ciudad: Bombas, Lagartos y Cohetes de Vallekas.

 ¿Os apuntáis?



La próxima edición será el domingo 20 de julio en Sifón (Plaza del Rey, 4)


Facebook: https://www.facebook.com/vermuteriapopup
Twitter: @vermuteriapopup

sábado, 28 de junio de 2014

Typical Spanish: Bocadillo de Calamares

 
¿Dónde comerlo? 

1. Para ser el turista por excelencia y hacer una clasicote madrileño hay que ir a La Campana (c/ Botoneras, 6).

2. Aún mejor está el del Bar Postas (c/ Postas, 13).



3. Casa Toni (c/ Cruz, 1) se une a mi top de bocadillos de calamares por ser los más majos y los que lo hacen con más amor.


4. Rompiendo esquemas y ganándose a cualquiera tenemos el Bocata de Calamares de StreetXO (9a. planta Corte Inglés Callao): hecho con bizcocho de curry al josper, emulsión de trufa fermentada y ketchup de tamarillo. Se come con las manos embarrándote todos los dedos y chupando cada gota con prisa para no desperdiciar ninguna.



viernes, 30 de mayo de 2014

The Good Burger. Calle Fuencarral, 105 (próximamente en c/ Mayor y c/ Gran Vía).


¿Fast food de calidad? YESSSS.

Puede asustar enterarse que The Good Burger es una cadena de hamburguesas de los mismos dueños de  100 Montaditos y La Sureña pero lo curioso es que TGB se lo ha montado con calidad, por lo que no hay nada que temer. Estaba un poco reacia a ir al sitio al saber que era una cadena pero me sorprendió de buena manera probar el producto que tanto se han currado. 



Yo no me atrevería a comparar a TGB con ninguna cadena de rollo años 50 ni con ninguna de las dos cadenas americanas con más presencia en España, creo que de momento no hay nada en España bajo este concepto que sirva para "describir" a las hamburguesas.  En todo caso, si hay que compararlas con algo lo haría con las de In -n- Out Burger (California), en mi opinión las mejores hamburguesas en versión fast food. 

El pan de todas las hamburguesas se fusionan sin deshacerse y sin que se te caiga toda la hamburguesa por todas partes. Cuando piensas en como debería de ser una estupenda hamburguesa en un lugar de comida rápida y el placer que esperas obtener cuando la compras siempre termina con una sensación de asco tras ver la carne congelada entre el pan, el desmoronamiento de todo ello entre tus manos y la visión de una lechuga pálida y un tomate triste. Ahí reside el encanto de TGB. Las hamburguesas están frescas, jugosas y la sensación después de comértela no es "aghhhh estoy petada que asco me doy por haber comida fast food", sino que es "YUUUUUM que buena estaba quiero otra".


Los precios rondan entre 2,5 y 5 euros: Pulled pork (sabrosísima), Orgánica (pan de pretzel), de Pollo con bacon (el bacon está en su punto manteniendo el sabor y la jugosidad) o la Clásica. La carne jugosa y tierna. La lechuga fresca.

Me comía unas cien de cada con una de sus cervezas Paulaner o Guiness. I´ll be back.



jueves, 22 de mayo de 2014

Restaurante Coreano A ri rang (Calle de la Bola, 12)


Este sábado me levanté con una leve resaca que me pedía a gritos un banquete digno de reyes. Para mi el tema de la resaca es algo muy serio poque si no como lo que el cuerpo me pide esa resaca se convierte en pesadilla. Además, una resaca es la oportunidad de oro para ponerme fina a comer pensando en que esta justificado comer como si no hubiera mañana. ¿Por qué está justificado? Hmmmm.... ahí me habéis pillado. 

Había pasado alguna que otra vez por la calle de La Bola 12 y había visto un coreano restaurante ¿nuevo? pero no me había puesto manos a la obra con el. Decidí que este era el día y después de ver el menú que tienen en la puerta avisando de que puedes comer todo lo que quieras por 16,50 dije ¿y por qué no?
 
Al entrar vimos que todas las mesas estaban llenas de familias coreanas y de adolescentes coreanos que venían a pasar la tarde tragando como nosotros.

Nos sentaron y nos preguntaron si sabíamos como iba la cosa:

En una hoja de papel vas apuntando los platos que quieres en cada ronda. Nosotros eramos dos por lo que teníamos derecho a 3 rondas y a 6 platos en cada ronda. Aparte de los platitos (gratis) con kimchi, pepino, espinacas y brotes de soja pedimos: Dumplings, Panceta marinada y Entrecot para cocinarlo a la parrilla y luego hacerlos un rollito con hojas de lechuga (Ssam), Gambas en tempura y Brocheta de cordero con sésamo.

Con 2 cervezas y una Fanta (best resaca medicine ever) salimos a 20 euros por persona. Volveré oh yes.